Cómo recuperar una cuenta de correo Hotmail, Gmail, Yahoo

Rate this post

Nuestra existencia sufre de una patología actual que se llama duplicidad: sí, vivimos un poco en realidad y otro poco en la virtualidad. Tal vez decir patología sea fuerte, pero por lo menos podemos hablar, siguiendo la metáfora médica, de un gran síntoma de época. En ese sentido, solemos usar y tener a nuestra disposición un gran número de contraseñas ¿El resultado? Para los que son un pocos desordenados y desmemoriados es perderlas y sufrir algún que otro quebradero de cabeza ¡Pero no te preocupes, querido lector! Siempre hay solución para todo y aquí te presentamos cómo recuperar una cuenta de correo hotmail, gmail y yahoo. Como siempre, te traemos el mejor material ¡No te pierdas la nota!

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Es normal perder contraseñas. Vivimos en un mundo lleno de códigos, números, signos, letras y sus más extremas combinaciones. No podemos recordar todo y algunas veces tampoco es tan grave, aunque, claro está, moleste. Ese seguramente sea el caso de perder una cuenta de una casilla de correo. Sin embargo, aquí te contaremos cómo recuperar la misma sin demorar mucho tiempo.

En primer lugar hablaremos un poco de Outlook, el servicio de correo posiblemente más extendido e histórico de todos. Con las últimas actualizaciones habrás visto, querido lector, que se emplaza en dos tiempos la información: primero, la cuenta; luego la contraseña. En el caso de que no sepas o te hayas olvidado, mejor dicho, la contraseña tendrás que dirigirte a “He olvidado mi contraseña” (opción poco elocuente y obvia). hot-3

Emplazamos una imagen para ser más ilustrativos. La cuestión con Outlook es bien sencilla: te presenta tres posibilidades ante tu entuerto. La primera es perder simplemente la contraseña; la segunda estriba en saberla, pero no poder iniciar sesión; y la tercera, más difícil de resolver, es que otro está usando tu correo, a partir de actividad anormal que tu vislumbras.

Yendo por partes, la primera opción se desarrolla emplazando una nueva contraseña y luego los sempiternos códigos para que el sistema devele que no eres un robot. A partir de ello te llegará un mensaje a la brevedad a tu celular. Tan simple como ello. Por su parte, si no puedes ingresar sabiendo la contraseña (la segunda posibilidad) Microsoft reduce todo a una simple sugerencia: verifica que sea tu cuenta o el dominio correcto, errores que uno puede cometer. Aquí añadiríamos: también asegúrate que sea la contraseña correcta, muchas veces mal escrita por los apuros o simple error de dedos. Por último, estamos con lo más complejo: si sospechas que alguien usa tu cuenta sin tu permiso deberás explicar el motivo (desde comprar sin tu permiso hasta mandar un correo). En ese sentido la solución se emparenta con el caso primigenio: deberás cambias la contraseña con el código de por medio y el mensaje (o llamado) a tu celular. 

Casos de Gmail y Yahoo

Yahoo, por su parte, tiene si se quiere un sistema más útil: el sólo hecho de emplazar la cuenta de correo o el teléfono ya sirve para modificar la contraseña. Vamos a poner un ejemplo así todo queda más claro: luego que pones tu número de teléfono simplemente recibes un código (generalmente sólo en letras y mayúsculas). Con eso ya recuperas la contraseña que remite a tu cuenta. Con simplemente seguir las sugerencias ya puedes abrir la casilla y funcionar sin problema alguno.

Por último tenemos Gmail. Este servicio es igual a Outlook en la colocación en dos tiempos de correo y contraseña. Si no la recuerdas debes hacer click en “¿Has olvidado tu contraseña?”. Luego te pide que escribas la contraseña que recuerdes y se suscitan dos opciones: o la nueva contraseña se dirige a tu cuenta hotmail cruzada con la gmail o, al igual que el caso anterior, verificará todo a partir de tu número de teléfono. Después, si eliges el último camino,  recibes una nueva contraseña a través de mensaje o llamada y está todo hecho. Muy sencillo, se puede vislumbrar.

Como siempre, esperamos que la información te sea de gran ayuda. No olvides dejar tus dudas y sugerencias en la casilla de comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*