Notificaciones inteligentes: una realidad que se espera y mucho

Rate this post

¿Cuánto tiempo tenemos en mano el celular? Una pregunta tal vez un poco filosa, porque sabemos su respuesta, por lo menos en muchos casos. Sí, el interrogante se resuelve con un sucinto: bastantes horas. Es que con este pequeño artefacto nos conectamos al mundo, surcamos la virtualidad, nos sentimos informados, prevenidos, autorizados, entretenidos e incluso bien preparados ante alguna desgracia. Las aplicaciones no paran de proliferar y eso tiene como corolario más tiempo absortos ante el móvil. Sin embargo, hay una invención que, a priori, le pondría cierto limite al uso de celulares: las notificaciones inteligentes, algo que se espera hace rato. Te traemos excelentes novedades en esta ocasión, querido lector. ¡Una nota impedible!

celu 1

Un arma de doble filo puede resultar una alegoría preciosa para estas cuestiones. Por un lado, sabemos que hay bondades, mejoras, progresos y beneficios al realizar determinadas cosas o utilizar un producto; por otro lado, todo lo positivo se puede volver en nuestra contra como demora, obsesión o disturbio en múltiples aspectos de la vida. Una metáfora bien real, que bien le cabe al celular. Todo el día con él para informarnos, pero también para entretenernos y a veces ni siquiera eso. Son los casos del hábito inveterado, del hacer porque lo solemos hacer y ya. Conocemos esa realidad porque la vivimos: echamos un vistazo a las apps y siempre hay algo para chusmear, por más aburrido, tonto o carente de sentido. La productiva, bajo esta tesitura, se va a los trastos.

Pero un invento tal vez solucione un poco el panorama y esas son las notificaciones inteligentes. En la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey, distintos ingenieros y colaboradores están pensando un sistema para que ese sueño se convierta en realidad. Adiós a las ayudas como Cortana. Se estudió a 22 voluntarios durante un mes, lo que acarreó como resultado alrededor de 5000 notificaciones. Asimismo, se analizaron el carácter de los participantes del experimento, los momentos, sitios y variables por el estilo. Se suscitaron datos tan curiosos, como el que demuestra que mientras mejor humor tengamos más propensos somos a abrir registros o notificaciones de cualquier índole. 

¿Y el flamante sistema? Te permitirá, nada más ni nada menos, que identificar cuál notificación es importante y cuál no, momentos, lugares, incluso la sustantividad de los mensajes. Son accionares que se ejecutan de modo automático, luego de cierta programación por parte del usuario. Una excelente manera de reducir un poco el tiempo muerto frente a estos artefactos. Y decimos un poco no porque no vaya a ser efectiva, sino que gran cuota de la invención dependerá del sujeto y sus disposiciones.

Basta de malgastar el tiempo, de quejarnos que no nos alcanza para nada, que tendríamos que añadir horas, además del concomitante sentimiento de culpa porque en el fondo sabemos que somos los responsables. Estamos hablando de una creación muy buena. Sin embargo, todo está en estado embrionario, así que por el momento deberemos esperar y apagar el teléfono en el trabajo.

celu 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*