Cómo hacer capturas en Instagram sin que la otra persona se entere

3 (60%) 1 vote

Hecha la ley, hecha la trampa. Una sentencia exacta, aunque nos rompamos la crisma pensando que es verdadera porque los creadores de la ley son muy tontos, son humanos falibles o dejan una puerta trasera abierta por simple diversión. Sea como sea, el sistema siempre tendrá sus hendiduras, las maneras de romper con lo establecido. Eso sucede con Instagram que hace dos meses comenzó a probar con la penalización de las capturas de pantalla en sus Historias, pero que, sin embargo, no deja de fallar contra quienes están dispuestos a hacerlo. Aquí te contaremos cómo realizarlo sin que el otro se entere, incluso en más de una manera.

 

Dejamos establecido que esto es simple información y que el usuario está bajo su responsabilidad si anhela romper con la normatividad de una aplicación. Dicho eso, lo repetimos: Instagram es falible. En enero salían por todas partes notas en donde se dejaba en claro que se avisaría y penalizaría a aquella persona que osara capturar la pantalla de una historia, tanto pública como en mensaje directo. Un mes y medio después, todo el mundo que lo quiera lo puede efectuar ¿Qué pasó?

“La próxima vez que tú tomes una captura de una historia, la persona que posteó será notificada”. Un mensaje amenazante, sin lugar a dudas; pero que no evitó que las personas aprendieran a sortearlo. Es que si bien ese asterisco que aparecía al lado del usuario chismoso puede poner alerta, en rigor de verdad no es tan imposible de eludir.

A grandes rasgos hay dos importantes opciones para evitar el tirón de oreja de Instagram y salirte con la tuya, querido lector. En primer lugar, pones en modo avión tu celular, realizas la captura de pantalla y retiras ese estado del móvil, todo en ese orden y ya ¿Demasiado sencillo? Claro que sí.

Asimismo, existe otra posibilidad, algo más engorrosa, tal vez: utilizar la versión web. Si, sea la de escritorio o la del móvil, aún no existe algoritmo posible para detectar capturas en ese mundillo. Quizás los desarrolladores pensaron que pocos esgrimirían esta posibilidad o se molestarían en entrar en ella para su amada captura. Sea como sea, con el botón de imprimir pantalla o con aplicaciones terceras podrás guardar esa historia que el sistema prohibe, sin bloqueo ni penalización.

Esto equivale a un lindo vacío legal en muchas aplicaciones: Netflix, que bloquea la imagen no bien se captura la misma, no puede evitar sufrir los mismos flagelos desde la web. Hecha la ley, hecha la trampa, entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *