Facebook y una novedad que dará para hablar: Messenger Kids

Rate this post

Las nuevas tecnologías y la interconexión concomitante son un hecho. Quienes no crean en lo mismo solo le podemos achacar falta de realidad, ya que cualquiera puede divisar este fenómeno. Sin embargo, la masividad plantea una gran problemática: ¿qué pasa con los niños? Es sabido que son hijos de la tecnología, que nacieron no con un pan bajo el brazo, pero sí con un Smartphone de acceso casi ilimitado. Bueno, a Facebook no se le escapa casi nada (por algo son los primeros en casi todo), de ahí que haya pensado en una aplicación estricta para los pequeños. Te presentamos las novedades de Messenger Kid. Muchas de ellas te sorprenderán ¡No te pierdas la nota!

Si el mundo accede prácticamente en gran medida a las nuevas tecnologías es lógico que los niños no escapen a esa realidad. El entuerto es que muchas veces se exponen, a sabiendas o no de los padres, a servicios en los que adultos se pueden aprovechar de miles de formas; es sobremanera peligroso. De ahí que la invención de Messenger Kids sea una excelente idea: un ambiente seguro para que los pequeños hagan amigos, comiencen esa larga andadura que los derivará de una aplicación a otra durante toda su existencia.

¿Pero en qué consiste este nuevo mensajero? Bueno, como Facebook y la mayoría de otros servicios solo pueden funcionar con personas mayores de 13 años o más (pensemos en Tinder), esta nueva creación posibilita la interacción entre pequeños de 6 a 12 años. Pero hay más: este ambiente seguro será constantemente reforzado y vigilado por los mismos padres de las criaturas. Es decir, la aplicación será bajada e instalada a partir de la cuenta original de un mayor que ya posea Facebook, por eso la cuenta Kid va a estar siempre vinculada a la original de un adulto. Éste sabrá cada movimiento de su niño ¿Y cómo se agrega gente? Bueno, es condición sine qua non que los padres de los párvulos que pretenden agregarse sean amigos en Facebook. Asimismo, el niño podrá eliminar e incluso bloquear, aunque todo será notificado a su padre o tutor legal. 

Supuestamente (y creemos en ello), la aplicación ha sido hecha respetando la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet y en conjunción con padres y organizaciones de desarrollo infantil. En ese sentido es sustantivo proferir que no se monetizará la aplicación, ya que la información del niño cuenta de una importancia y respeto diferente (sí, nada de anuncios engorrosos).

¿Y qué ventaja saca Facebook de todo esto? ¿Si no existe la monetización, cuál es el provecho? La respuesta es simple: el objetivo de la app es garantizar un público actual, que seguirá siendo el mismo a futuro; es como acompañar al niño en toda su andadura por las redes sociales y aplicaciones. Una forma de garantizarse público desde los años más tiernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *