¿Qué puedo hacer si se me cayó el móvil al agua? ¡Imperdible!

Rate this post

Es una situación muy normal sean nuestros dispositivos pequeños o cada vez más ciclópeos, como los de ahora que tienen un display abusivo. Si, caerse el móvil en el agua, sea de mar, pileta o del inodoro no es algo descabellado. Mucho se ha dicho y otro tanto se está para comprobar. Sin embargo, aquí te proponemos una serie de soluciones fácilmente aplicable para cualquier persona que viva una situación análoga. Sí, señor lector, si aún no le ha pasado mejor precaverse. Aquí te damos la mejor información como siempre ¡No te pierdas la nota!

movil 2

Sí, muy pocos de nosotros vamos a ser prestidigitadores. Por lo general, somos un tanto torpes con la mano y eso nuestro móvil lo sabe. O mejor dicho: lo sufre, ya que se ve estampado repetidas veces contra el suelo o cualquier otra superficie. Sin embargo, no sólo ese es el destino del celular por nuestro descuido, ya que la inmersión del agua le ha pasado a todos. Aquí, de todas formas, te damos una serie de consejos para que una vez ocurrido el suceso luctuoso, sepas qué hacer para no darle el adiós definitivo a tu querido amigo.

El mito del arroz: Mucho se ha dicho del arroz. De hecho, según una página tan estimable como Xataka, se habla de que un muchacho ya en el 2000 mencionaba el alimento como solución de móviles mojados en yahoo respuestas. La calidad de absorbente haría la magia luego de emplazar el celular en arroz durante 48 horas. Puede servir, aunque hemos vislumbrado muchos casos de que no sirve. Aquí hay que anunciar dos cosas: por un lado, el aire solamente puede servir para secar el dispositivo no necesitando ser más ingenioso: por el otro; si se sumergió mucho tiempo el móvil y encima hizo efecto corrosivo la sal, en caso del mar, no va a haber truco que lo salve. Será cuestión de sepultar las manos en el bolsillo en búsqueda del vil dinero.

Pasos más usuales y sencillos:En caso de que dudemos de las bonanzas de la comida, una buena solución es seguir pasos como primeramente sacarlo lo más rápido del agua así el daño no se extiende. Luego apagar inmediatamente, ya que puede ocasionar cortocircuitos y desarmarlo con la celeridad de Flash así el secado es lo más completo posible. Utilizar una toalla no es mala idea, pero nunca, querido lector, secador de pelo, ya que no sólo puedes someter a un calor excesivo al artefacto, sino introducir en recovecos mínimos al agua.

Métodos un poco más extremos: Siempre hay otra solución, sobre todo en el caso de que la sal haya hecho efecto corrosivo. En ese caso, un buen cepillo, una vez desarmado el celular, con alcohol es la mejor opción. Pero maximiza un buen resultado que después de ello llenes el aparato de arroz, gel de sílice, copos de avena o arena de gato. Las opciones son variadas; pero hazlo durante 48 horas mínimo antes de probar el funcionamiento nuevamente.

Un conato tecnológico: La última opción que emplazamos aquí no es hogareña; pero si eficiente y un poco cara (bueno: no se puede todo en la vida). Hay empresas, sobre todo en Estados Unidos y Europa, dedicadas al secado de celulares mediante sustancias químicas que prometen resultados en exiguos minutos o máquinas que lo hacen por su cuenta. Si tienes el dinero es una posibilidad.

movil 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *