Tinder y una novedad…¿que profundiza el acoso?

Rate this post

Son tiempos livianos, querido lector. Uno se puede sentar en la mesa de cualquier restaurante e ir pasando, con premura o sosiego, distintos perfiles, al ritmo de un me gusta y un no me gusta. Sí, así de simple, de rápido son las aplicaciones para conocer gente. Sin embargo, Tinder de vez en cuando da que hablar con sus actualizaciones; no tanto por ser pocas, sino por la controversia que pueden generar. Aquí te contamos una que para algunos facilitará los encuentros y vinculaciones; y para otros será una profundización del acoso ¡No te pierdas la nota!

Tener una aplicación para ligar sexual o amorosamente hablando equivale a una gran responsabilidad. Sin embargo, eso no quiere decir que la persona, sea mujer o varón, no quiera imponer ninguna clase de limitación. De tal realidad deriva la posible queja o controversia de una novedad que hace poco tiempo se está probando en países como Canadá y Nueva Zelanda.

¿De qué estamos hablando? Tinder, en sentido estricto, planea la opción Feed para ver las actualizaciones en tiempo real de otras aplicaciones, para ser exactos, Spotify e Instagram, es decir, servicios que no tiene nada que ver con el flirteo ¿El motivo? Muy simple: ahondar en el conocimiento de las potenciales parejas, tener la posibilidad de interacciones más profundas si conocemos qué música le agrada hoy o si simplemente podemos vislumbrar las últimas fotos subidas en algún paraje. Hace rato que el engarzamiento se había producido con Instagram y Spotify, pero no se tenía capacidad de conocimiento sobre lo último, lo que acaece en tiempo real.

Ahora podemos hablar de los riesgos: una cosa es saber las últimas canciones preferenciales de un usuario o ciertas fotos y otra tener noción de cada movimiento en esos servicios. O peor: puede provocar que toda esa información se sepa sin siquiera conseguir un Match ¿Un ejemplo? Tal persona no consintió contigo o no lo sabes (tal vez nunca llegó a tu perfil porque hace días que no usa la app), por lo tanto decides sortear ese paso y directamente te diriges a su Instagram para comentar una foto o hablar mediante el chat. Podemos llamarlo intentar ganar como sea.

Suponemos que son los desafíos que plantea enlazar aplicaciones con motivaciones absolutamente diferentes. Es cierto que puede permitir a futuro, si se da el Match, una mejor comunicación, con diversos tópicos para tratar, ¿pero no puede profundizar el acoso siempre indeseado? ¿O todo se vale desde el momento que tu perfil es público en una app para ligar? Cuestiones de debate, seguramente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *