WhatsApp y un golpe a la quijada de la seguridad

Es la aplicación de mensajería número uno del mundo, con millones de usuarios. Todos la usan, todos sacan un gran rédito al realizar sus benditas comunicaciones no poniendo ni un centavo. El servicio funciona bien y a cada instante tenemos una mejora, una innovación que añade algo, sin embargo, WhatsApp, poderoso en tantos aspectos, no puede dar certezas en la seguridad del contenido. Te contamos todo aquí, como siempre ¡Una nota imperdible!

wsp 1

El mundo de las aplicaciones es uno muy difícil. Si tuviéramos que aventurar una metáfora, sería lo más similar a una jungla. Muchas se crean todos los días, con funcionalidades útiles y otras innecesarias ( entiéndase el caso Murme). Como los desarrolladores necesitan de capital, sus proyectos deben ser atractivos, buenos y diferentes. WhatsApp en ese torbellino es un servicio encumbrado, parte del imperio Zuckerberg, con millones de usuarios.  Sin embargo, y pese a las bonanzas de la mensajería, las conversaciones siguen siendo accesibles aunque se borren.

Sí, querido lector, aquí te advertimos que todo lo que escribas, aunque lo elimines, en tu celular sigue existiendo. Fue un progreso, en medio de modificaciones anodinas como la existencia de más emojis, la encriptación total o de extremo a extremo, ya que liberará tu información móvil del asedio de gobiernos o terceros indecorosos. Sin embargo, todo queda ahí:  Jonathan Zdziarski, experto en iOS, declaró hace poco que todo queda guardado, accesible a un usuario o intruso que tenga cierto nivel de conocimiento y acceso físico al dispositivo.

Un increíble golpe en la quijada de todos los que estaban seguros que esos intercambios del pasado, eliminados por viejos o indeseados, eran parte de un éter virtual o habían desaparecido absolutamente.  Sólo están marcados con la etiqueta deleted; Zdziarsk lo develó cuando analizaba a través de varias imágenes el disco de la última versión del servicio de mensajería justamente para iOS.

Para ser más claros y dejar determinado los límites de la encriptación. Los mensajes en tránsito va a ser absolutamente negados a esos ladrones de información; sin embargo, no cuando estén guardados en el terminal o copias de seguridad, atentando potencialmente contra la seguridad. Todo lo efímero tiene su límite, de algún modo.

Naturalmente, esta noticia recorrió todo el mundo y está dando que hablar. Veremos si Zuckerberg y sus muchachos pueden hacer algo al respecto y detener la marea de zozobra que se vislumbra en los foros de todos lados.  Será cuestión de tiempo.

wsp 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *